Decorar una oficina puede ser un quebradero de cabeza, sobre todo si no cuentas con los consejos de un profesional. Así, las cortinas juegan un papel fundamental en la decoración del espacio de trabajo. Dependiendo del sector y de lo que queramos conseguir, no sirve cualquier tipo de cortinas, ya que cada una de ellas tiene su función.

Hay que tener en cuenta que nuestro lugar de trabajo tiene que ser un sitio agradable y cómodo, ya que es el segundo sitio donde pasamos la mayor parte del día. Esto es algo indispensable para conseguir un ambiente acogedor y que favorezca el trabajo en la empresa.

Es importante que las cortinas de oficina sean coherentes con la estética y con el estilo de la oficina y sean sencillas para controlar con facilidad la luz que entra.

Si necesitas decorar tu nueva oficia o quieres darle un nuevo toque, en este artículo aprenderás todo lo que necesitas saber para que tu espacio de trabajo quede perfecto, ¡empezamos!

Recomendaciones para escoger cortinas para oficina

Las cortinas para oficina, además de ser decorativas, protegen de deslumbramientos por la incidencia directa del sol y ayudan a ahorrar energía. Si hay mucha luz en la oficina o la luz del exterior está justo detrás, se pueden producir deslumbramientos y forzar la vista para ver correctamente en las pantallas del ordenador.

Asimismo, otro de los beneficios de utilizar cortinas para oficina es el ahorro energético. Dependiendo de los materiales y telas que se empleen en su confección, las cortinas pueden ayudar a mantener la temperatura del interior.

En Cortinajes Comín, tenemos las mejores cortinas para oficinas, ¡échales un vistazo a nuestro catálogo! Puedes consultarnos por teléfono, llamándonos al teléfono fijo (976 880 278) o al móvil (696 081 709), donde también nos puedes consultar por WhatsApp.

Cómo elegir las cortinas perfectas para una oficina

Existen varios tipos de cortinas para oficinas. Una de las que mejores resultados proporciona son las cortinas de lamas horizontales, ya que el diseño es sencillo y se puede orientar la luz hacia donde queramos. Del mismo modo, las cortinas de lamas verticales pueden ser de tejido traslucido o de tejido screen.

Con este tipo de tejido se puede crear estores enrollables, cortinas verticales e incluso paneles japoneses. Además, este tejido es muy duradero y fácil de limpiar con un trapo húmedo. A continuación, te contamos todo lo que tendrás que tener en cuenta para elegir las mejores cortinas para tu oficina.

Diseño  de la oficina

Dependiendo del estilo que le queramos dar, tendremos que jugar con la decoración para que todo tenga una armonía. No obstante, si ya tenemos la oficina amueblada, y solo queremos cambiar las cortinas, tendremos que tener en cuenta el diseño de la misma. Así, podremos elegir entre cortinas modernas,  más conservadoras, minimalista o urbanas, entre otras.

Dimensión del espacio

El espacio y el tamaño son otro de los aspectos fundamentales, ya que hay que tener en cuenta dónde vamos a colocar las cortinas de oficina para no romper el equilibrio. Por ejemplo, si el espacio es muy pequeño, no podemos poner cortinas muy grandes y robustas, ya que estaríamos haciendo que la zona de trabajo fuese todavía más pequeña y,  por tanto, podría resultar agobiante. Por el lado contrario, si contamos con un espacio más amplio, podremos implementar otro tipo de cortina más colorida.

Iluminación adecuada

La iluminación y la luz en las oficinas tienen un papel muy importante, y deben poder regularse con facilidad. Las cortinas para oficina no solo permiten graduar el nivel de luz según la hora del día, también aportan privacidad y crean distintos ambientes en un mismo espacio. Además, tener una iluminación adecuada favorece la productividad del trabajo.

Armonía con el mobiliario

Como hemos explicado anteriormente, las cortinas de oficina tienen que tener una concordancia con el resto del mobiliario. Para generar ese ambiente idóneo es necesario que esté todo en los mismos tonos, y no sean colores y muebles muy recargados. Así, los tonos más claros son con los que se consiguen mejores resultados. En ocasiones, los estores pueden ser la clave, ya que dan esa armonía que necesitamos para que entre la adecuada luz.

Decoración

Del mismo modo, la decoración en las paredes juega un papel fundamental en la elección de las cortinas o estores en una oficina. Si quieres conseguir un equilibrio cromático, será necesario que todos los elementos del espacio de trabajo estén en la misma sintonía. Por tanto, en las paredes blancas o claras, podemos jugar con poner cortinas con algo de color o estampados que de vida al entorno.

Materiales de calidad

Tanto la decoración como las cortinas de nuestro hogar, no se pueden comparar con las de la oficina. Estos ámbitos son muy diferentes. Por ello, el material que debemos seleccionar es importante, ya que con el paso del tiempo, se podría desgastar. Apostar por buenos materiales en una empresa es una buena elección, sobre todo con las cortinas, ya que la luz solar hace que algunos muebles se deterioren.

Como puedes observar, las cortinas o estores de la oficina pueden cambiar, completamente, tu zona de trabajo. Por ello, es importante valorar las diferentes posibilidades para así saber elegir lo que más se adecúa a nuestros gustos y necesidades.