En el mercado, hay multitud de tipos de estores en el mercado. Diversos estores que, según sus características, pueden dar un lavado de cara a nuestro hogar. Además, su rápida y fácil instalación hace que sea un recurso perfecto para cubrir las puertas y ventanas de nuestra casa.

Hoy, os vamos a hablar de uno de ellos: los estores sin varillas. Unos estores que pueden dar un toque sutil y elegante en tu hogar y que también reciben el nombre de pachetto o paqueto, una vez “castellanizado”.

Si quieres incorporar este tipo de estores a tu hogar, en Cortinajes Comín instalamos estores paqueto. Puedes consultarnos por teléfono, llamándonos al teléfono fijo (976 880 278) o al móvil (696 081 709), donde también nos puedes consultar por WhatsApp.

¿Qué son los estores sin varillas?

Por su denominación, parece que es obvio en qué consiste. Se tratan de estores constituidos por una tela y un juego de cuerda que atraviesa unas anillas cosidas. Todo ello, unido a un tope superior muy fácil de instalar.

Así, a la hora de recogerse, no necesita de varillas ya que, mediante los arietes, al subirse dibuja las ondas típicas de aquellos estores que sí lo tienen. Pero de forma más irregular.

De alguna manera, podríamos decir que su funcionamiento es muy similar al de los estores enrollables, si bien es cierto que tiene un recogido mucho más natural y atractivo.

Características de los estores sin varillas

Ahora, veamos algunas de las características de los estores “pachetto” y qué es lo que hacen que sean tan atractivos para nuestro hogar.

Caída y recogida natural

El hecho de que el estor no tenga varillas hace que la caída de la tela sea mucho más natural que en los casos en los que sí lleva varilla. La caída natural es perfecta si le quieres dar un toque mucho más elegante y cuidado a tu estancia. Cuando el estor se recoge, sucede lo mismo. Gracias a los arietes cosidos, dibuja una onda elegante y natural.

Materiales de primera calidad

Por norma general, la tela del estor pachetto está conformada por materiales poco rígidos y ligeros que favorezcan sus virtudes de caída y que permita una mejor recogida, mucho menos acentuada. Por eso, se suelen realizar en lino o en algodón, los dos mejores materiales con los que se puede hacer una tela para un estor por su suavidad y resultado.

Fácil de limpiar

Puede parecer una tontería, pero si has tenido estores con varillas seguro que ya sabes a qué nos referimos. Tienes que quitar una a una las varillas del estor, antes de proceder a limpiarlo. Y claro, luego tendrás que ponerlos de nuevo. ¡Todo un engorro! Con los estores pachetto, no te tendrás que preocupar de este proceso y te podrás quitar un peso de encima.

Fácil instalación

Tal y como hemos comentado anteriormente, se necesita de un tope superior muy sencillo y la tela con el juego de cuerdas. Esto significa que la instalación es sumamente fácil y rápida.

Como puedes ver, los estores sin varilla tienen una serie de cualidades muy ventajosas. Si quieres instalarlas en tu hogar, ¡consúltanos!