No hay nada más placentero que llegar a casa, después de una larga jornada de trabajo, y meterte en la cama para poder relajarte. Nuestra cama es uno de los lugares más importantes, ya que dependemos de ella para tener un buen descanso. Por ello, tiene que ser perfecta para convertirla en nuestro refugio y desconectar del día.

No saber elegir correctamente la ropa de nuestra cama puede ser una mala decisión, ya que de ella, una parte dependerá de nuestro confort. El material con el que están hechos los diferentes tejidos influye directamente en el descanso.

En Cortinajes Comín disponemos de ropa de cama de calidad, ¡échale un vistazo a nuestro catálogo! Puedes consultarnos por teléfono, llamándonos al teléfono fijo (976 880 278) o al móvil (696 081 709), donde también nos puedes consultar por WhatsApp.

Dependiendo del estilo que tengas en la habitación, deberás elegir unos colores que queden acordes para generar una armonía adecuada.  Si  estás pensando en cambiar las sábanas, así como todos los complementos con la componen, toma nota de estos consejos que te ayudarán a conseguir una cama acogedora.

Consejos útiles para tu ropa de cama

A continuación, te contamos los puntos que tendrás que tener en cuenta para tu cama, ¡empezamos!

Toma bien las medidas de tu cama

Es fundamental que antes de comprar nada, sepas cuales son las medidas exactas de tu cama. De lo contrario, podría quedar antiestética. Las sábanas y el edredón tienen que cubrir toda la cama. Tienes que ser un poco generoso, pero no llegar hasta el límite de que arrastre demasiado por el suelo. Por lo general, los fabricantes suelen hacer unas medidas estándares para que se adecúen a las medidas y queden perfectas.

Lo mismo tendrás que tener en cuenta con la sábana bajera. Si queda demasiado grande y no la doblas correctamente, lo acabarás notando y puede influir en la conciliación del sueño. Algunos modelos pueden ser ajustables, es decir, vienen confeccionadas con una medida más amplia que el colchón para que se puedan adaptar a las diferentes medidas de las camas.

Elige buenos materiales

Con el paso del tiempo, debido al uso y a los lavados, si los materiales no son de calidad, acabarás teniendo la cama desgastada y llena de bolitas. Esto podría arruinarte un relajante sueño. La mejor opción, para empezar el día con buen pie, es tener unas sábanas de algodón porque además de ser suaves y transpirables, te mantienen fresco en verano y caliente en invierno. Aquí, también entra en juego el grosor de las sábanas, ya que las hay más finas para los meses calurosos, o más gruesas para los días fríos.

Asimismo, tienes que fijarte en el número de hilos y en el largo de la fibra que tiene cada tela. Algunos de los algodones más populares (y caros) son el egipcio o peruano. Por el contrario, materiales como el poliéster son de lo más económico, pero también aportan menos confort. A día de hoy, es muy común encontrar materiales que se combinan con el algodón. Por su parte, la seda es el tejido más suave y fresco, así como uno de los más caros.

Utiliza un esquema de color

Algunos estudios han corroborado que los colores pueden afectar a nuestro descanso. Por ello, la ropa blanca, al no tratarse con tintes, mantiene mejor las fibras naturales del algodón. En algunas habitaciones, la cama suele ser el elemento principal. Por ello, es importante que quede acorde con el resto de la decoración y no resalte demasiado.

Una apuesta segura es tirar por los colores neutros como tonos pasteles, tierra, blancos o grises. Si quieres darle intensidad con colores más vivos, hazlo con los complementos como cojines o mantas.

Ten en cuenta los complementos

Menos es más. Para tener un look más relajado y confortable, no es necesario cubrir toda la cama de cojines o almohadas. Tienes que buscar un equilibrio para no sobrecargarla con demasiados elementos como pueden ser los peluches.  Por otra parte, puedes añadir un cabecero sencillo para que dé cuerpo y forma a la cama. Sobre este, puedes dejar las almohadas y cojines, combinando con los diferentes tamaños y colores

Los imprescindibles de la ropa de tu cama

¿No sabes qué necesitas para tener una cama perfecta? A continuación, te explicamos algunos de los complementos que tendrás que tener en cuenta para completar el look de la habitación.

Cubrecamas acolchadas Bouti

La ropa de cama Bouti son colchas o cubrecamas acolchados, generalmente de alrededor de 125gr. Estas pueden ser de fibra hueca o algodón. Si tienes quieres que tenga un aspecto cómodo, este tipo de cubrecamas es perfecto. Además, no pasarás frío y su tacto es muy agradable. ¡Descansa de la mejor manera!

Colchas

Una colcha puede ser una buena alternativa para que tu cama tenga personalidad. Si solo te interesa cambiar esta parte, puedes elegir una que se amolde a tus gustos y necesidades. Ten en cuenta que existen distintos tejidos y calidades, así como diseños, ¡encuentra el tuyo!

Edredones

Dormir caliente es uno de los placeres que  tenemos en invierno. En Cortinajes Comín disponemos de una gran variedad de medidas, materiales, y diseños, podemos ofrecerte un producto de calidad con innovadores diseños que harán de tu cuarto tu rincón de la casa favorito.

Fundas nórdicas

Otro de los imprescindibles, que cada día están más de moda, son las fundas nórdicas. Si vives en una localidad fría en invierno, estas serán tus mejores aliadas, ya que poseen unas perfectas propiedades térmicas.

Como has podido observar, ya no hay excusa para no tener una cama que esté a la altura con tus gustos y necesidades. Empieza a soñar en un lugar único y ¡despiértate siempre con buen pie!