¡Hola a todos! En nuestro blog os vamos a hablar hoy sobre un tipo de cortinas que puede ser muy interesante para la decoración de vuestro hogar.  Hablamos de las cortinas semitransparentes, de sus características y formas de sacarle el mayor partido, según tus necesidades. ¡Comenzamos!

Características, ventajas y desventajas de las cortinas semitransparentes

Como ya habrás podido adivinar, las cortinas semitransparentes se caracterizan por dejar pasar la luz, a diferencia de las cortinas opacas. Por eso, presenta una serie de ventajas y desventajas claras.

Así, el hecho de que deje pasar la luz es tremendamente interesante porque puedes dejar las cortinas cerradas y aun así mantener un espacio luminoso. De esta manera, podemos preservar nuestra intimidad o evitar el contacto directo con la luz del sol, en caso de habitaciones con mucha luz.

Precisamente, esto puede suponer un hándicap. El hecho de que pase la luz exterior también implica que, por la noche, pueda entrar luz artificial, como la proveniente de las farolas o la luminaria exterior, impidiendo el mejor descanso posible. ¡Aunque ya veréis que hay soluciones para todo!

cortinas semitransparentes salon

En el mercado, podemos encontrar diferentes telas perfectas para este tipo de cortinas, como las de gasa de lino o de algodón, así como múltiples colores, incluso con dibujos. Además de la cuestión funcional, como hemos comentado anteriormente, queda la cuestión estética, y es que las cortinas semitransparentes son perfectas para darle un toque elegante, cómodo y luminoso a nuestro hogar, ¿no os parece?

Si buscas cortinas semitransparentes, en Cortinajes Comín disponemos de un amplio catálogo de cortinas de este y otros tipos. Puedes consultarnos por teléfono, llamándonos al teléfono fijo (976 880 278) o al móvil (696 081 709), donde también nos puedes consultar por WhatsApp.

Consejos para el uso de cortinas semitransparentes

Con las directrices que hemos marcado ya sobre las cortinas semitransparentes, parece sencillo ver cuándo y dónde es mejor instalarlas. Así, de forma intuitiva, y viendo sus ventajas y desventajas, lo normal sería que ocuparan espacios destinados a la convivencia, como en el caso del salón, la cocina e incluso el baño.

Por el otro lado, parecería contraproducente en las habitaciones destinadas al descanso, como nuestro dormitorio, ya que permiten pasar la luz. Evidentemente, ante estos casos la solución es bajar las persianas al máximo, sobre todo cuando hablamos de España, donde la inmensa mayoría de hogares tiene persiana.

cortinas semitransparentes habitaciones

¡Pero ojo! En algunas ocasiones, aunque suene raro, en algunos dormitorios no se pueden bajar al completo las persianas. Pongamos un ejemplo. En la ventana de un dormitorio tenemos colgadas una serie de macetas o plantas en el exterior. En tal caso, no podríamos bajar las persianas al completo, ya que chafaríamos las plantas, literalmente.

Entonces, ¿qué hacer ante una situación así? Se puede por ejemplo instalar una doble cortina, siendo la más cercana a la ventana con una cortina opaca y la posterior semitransparente, pudiendo abrir la opaca cuando sea de día, permitiendo el paso de la luz.

Antes de instalar las cortinas, nos queda por decidir el color de las mismas. Aunque el blanco sea el tono más habitual, puedes pensar en otros colores de la tela semitransparente para incorporar a cada uno de los espacios que desees. Piensa en el mobiliario que tienes o que vas a tener, combinando en función de sus colores.

Instalación de cortinas semitransparentes

consejos instalacion cortinas semitransparentes

A la hora de pensar en cómo instalar unas cortinas semitransparentes, lo primero de todo es adecuarlo al tamaño de las ventanas. Como hemos visto en otras ocasiones, tenemos que elegir una cortina que sea 30 cm. más ancha, para que sobren 15 cm. a cada uno de los lados. Si no deseas cubrir el tirador de la persiana, deberá de ser un poco inferior. Todo ello, si tenemos el espacio libre a ambos lados, claro está. Si tienes una pared a menos distancia, fija la cortina a 1 cm. de la pared y a unos 15 cm. del otro extremos de la ventana.

Por otro lado, los rieles se tienen que colocar a unos 10-15 cm. sobre el borde superior de la ventana. Además, para darle mayor profundidad a la onda de la cortina, puedes pensar también en instalar una cortina con pliegues, perfecto para graduar mejor los espacios que son más luminosos.

Sea cual sea tu idea, puedes consultarnos y nosotros te asesoraremos, pero ya sabes, ¡la decisión última la tomas tú!

    He leido y acepto vuestra Política de Privacidad.